6 de diciembre de 2009

Vatel


Siguiendo con la estela de la Francia de Luis XIV, que hasta ahora a conquistado mi blog. Hoy mi sección de Historia en el Cine se la dedicaremos a Vatel, protagonizada por Gerard Depardieu, Uma Thurman y Tim Roth.
Vatel se ambienta en la Francia del siglo XVII. Luis XIV es el Rey Sol y Vatel no es más que un sirviente leal que debe hacer frente a la visita real a casa de su amo, el arruinado Príncipe Condé. Una visita que durará tres días y tres noches y que debe satisfacer al rey para que así el Príncipe Condé recupere la posición anteriormente perdida. La presión que esto supone hará que Vatel llegue a límites insospechados...
¿Quién fue Vatel?
Nacido en 1631, fue un cocinero y maitre francés de origen suizo. Su nombre verdadero era Fritz Karl Watel. Era hijo de un humilde techador. En 1646 decide convertirse en aprendiz en la casa del padrino de su hermano, el repostero Jojan Heverad, durante siete años.
En 1653, es contratado como pinche de cocina en el Palacio de Vaux-le-Vicomte (ya hablamos del palacio en la entrada de André Le Nôtre) por el marqués de Nicolas Fouquet, superintendente de Luis XIV. Activo y dotado para la organización, Vatel es rápidamente nombrado maestro de ceremonias. En 1661, Fouquet decide invitar a Luis XIV y a su madre, Ana de Austria y a toda la corte de Versalles para celebrar la inauguración de Vaux-le-Vicomte. Vatel organiza una grandiosa fiesta, seguida de ochenta platos, treinta mesas de buiffet y tres servicios de faisanes, codornices... todo servido en una vajilla de oro macizo creada expresamente para la Familia Real. Sin embargo, todo este esplendor sirvió para que Fouquet fuera arrestado por el mosquetero D´Artagan por orden del Rey, acusado de malversasión de fondos por su rival Colbert, que a partir de entonces ocuparía su puesto.
Vatel, que ignora que el rey a requisado todo el servicio para su palacio de Versalle, decide huir y exiliarse a Inglaterra donde conocerá a Gourville, amigo de Fouquet, quien convencerá al Príncipe Condé (Luis II de Borbón) para que contrate a Vatel para su palacio de Chantilly.
En 1663 es nombrado "Contrôleur général de la Bouche" del Gran Condé, es decir, encargado del abastecimiento.
En 1671, el Príncipe caído en desgracia, invita al Rey y a toda su corte de Versalles. Es una gran fiesta de tres días y tres noches con su tres respectivos banquetes dados por el Príncipe para seducir al Rey y escenificar la reconciliación ante toda la corte. Esta recepción debía significar el retorno de la gracia real al Príncipe Condé. Y es por ello que el destino de éste depende del éxito de los festejos, por lo que toda la responsabilidad recae en el maestro de ceremonias, Vatel. En el mismo banquete, Vatel, preocupado por la tardanza del pescado, se suicidó atravesándose una espada. Según algunas versiones de la historia, su cuerpo fue encontrado por un ayudante que fue a avisarle de que el pescado había llegado.
Careciendo de la magnificencia que se observa en Le roi danse, la película refleja muy bien el funcionamiento de la corte francesa, y lo que suponía el traslado de ésta en caso de visitas reales. Estas visitas estaba caracterizas por banquetes y festejos, que a veces suponía la verdadera ruina del anfitrión. Por otro lado, refleja la importancia del éxito de estas visitas. Tener satisfecho al rey suponía tener su gracia y disfrutar de una vida de lujo y comodidades. La vida de las personas dependía del capricho del rey. Y aunque, el director usa lo que se llama "libertad artística" es bastante fiel a la historia, con una buena ambientación que permite hacernos a la idea sobre qué había detrás de una visita real, cuan arduo era el trabajo para mantener a Su Majestad satisfecha.
La película podéis descargarla en la dirección de blog que proporcioné hace unos días. Aquí os dejo el trailer en inglés porque no lo he encontrado en español:

2 comentarios:

  1. willing aventis symmetry wrong strides logicjohn profit inventor pologround ponens deadlong
    semelokertes marchimundui

    ResponderEliminar